viaje de novios

Visitar el castillo Neuschwanstein; un lugar rodeado de leyenda

En nuestro post de hoy os invitamos a visitar el castillo de Neuschwanstein, una construcción magnífica en un entorno inigualable, nacida de la desbordante imaginación de un rey enigmático, solitario y desencantado con la realidad que le rodeaba, que llegó al trono con tan solo 18 años.

Seguro que todos habéis visto la Bella Durmiente del Walt Disney, ¿Verdad? Pues el castillo de Neuschwanstein es en el que se basó para crear el castillo de la película.

El castillo de Neuschwanstein, cuyo nombre significa algo así como “la nueva piedra del cisne”, es una construcción de ensueño situada a los pies de los Alpes, a 130 kilómetros de Munich. Y no sólo inspiró a Walt Disney, sino también al mismísimo Andy Warhol, además de haber aparecido en numerosas películas.

La construcción del castillo fue un encargo de Luis II de Baviera, conocido bajo el sobrenombre de “El Rey Loco” por su carácter soñador, a un escenógrafo teatral de la corte. Este castillo fue una de sus obsesiones, concebido como un mundo imaginario en el que refugiarse para huir de una realidad con la que no se sentía cómodo.

Si bien el entorno del castillo es realmente espectacular, rodeado de lagos y montañas, su opulento interior no lo es menos. Compuesto de 200 cuartos, destacan estancias como la Sala de Trono, con techos de hasta 13 metros de altura, o la Sala de los Cantores, la mayor estancia del castillo.

Visitar el castillo de Neuschwanstein supone una inmersión en un mundo de fantasía, completamente ecléctico, en donde se funden diversos estilos artísticos. Concebido inicialmente como un romántico castillo medieval, podemos encontrar también elementos inspirados en el arte románico, gótico o bizantino.

castillo Neuschwanstein Sala del Trono
Sala del Trono en el castillo de Neuschwanstein

Además, el castillo contaba con un montón de adelantos tecnológicos como calefacción, luz eléctrica, agua caliente o incluso una línea telefónica. De hecho, cuentan que el primer teléfono móvil de la historia nació en ese mismo lugar, con un dispositivo inalámbrico que tenía 6 metros de alcance.

El castillo fue abierto al público en 1886 y actualmente recibe unos 1,4 millones de visitantes al año. ¡En temporada alta puede llegar a recibir 10.000 visitantes al día!

Lamentablemente, el rey Luis II murió en extrañas circunstancias sin ver finalizado su sueño. ¿Un “rey loco” o un visionario? O quizá ambas cosas. Sea como fuere, os invitamos a visitar el castillo de Neuschwanstein para descubrirlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *