viaje de novios

Viaje de novios a India: El Taj Mahal, testimonio de una historia de amor inmortal

Cualquier Viaje de Novios a India tiene como parada obligada el Taj Mahal. El Taj Mahal no es sólo una obra maestra de la arquitectura, y uno de los proyectos de construcción más grandiosos de la época, sino también un monumento a una historia de amor: el testimonio inmortal de la pasión entre el emperador Shah Jahan (Rey del Mundo) y su cuarta esposa Mumtaz Mahal.

Construido a orillas del lago Yamuna, los colores de la puesta de sol se reflejan en el mármol blanco variando el color de la fachada y ratificando que, tal y como el emperador le prometió a su amada, se trata de la tumba más bonita del mundo.

 

El Taj Mahal: Una obra maestra de la arquitectura

El Taj Mahal es visitado cada año por más de 3 millones de personas. Fue construido entre 1631 y 1654, en la época de los mongoles -descendientes del mítico Genghis Khan- que fue uno de los periodos más gloriosos de la historia de la India.

El Taj Mahal surge como una verdadera obra de arte con un estilo nunca visto antes, inspirada en la arquitectura mongol con una fusión de estilos indios, islámicos, turcos y persas.

Más de mil elefantes fueron necesarios para transportar el blanco mármol desde las canteras de Rajastán.En la fachada, encontramos joyas incrustadas como lapislázuli, jaspe, malaquitas, turquesas, o cornalinas, traídas de lugares como Ceylan, China,  Tíbet o Egipto.

Además de la gran belleza de sus materiales, los arquitectos mongoles utilizaron algunos trucos ópticos que lo hacen más fascinante todavía. Por ejemplo, la primavera vista del monumento, al estar encuadrada por la puerta principal, hace que parezca que el monumento se aleja cuanto más nos acercamos al mismo, y viceversa.

Los minaretes están ligeramente inclinados al exterior para dar la impresión de estar completamente rectos lo que hace que, en caso de terremoto, estos cayeran hacia afuera evitando dañar la cúpula, el verdadero epicentro de esta magnífica obra. Esta cúpula está construida mediante anillos y mide más de 40 metros de altura.

Para construir esta espectacular obra fueron necesarios más de 20.000 obreros. Dice la leyenda que, tras finalizar la construcción, el príncipe mando cegar y cortar las manos de varios trabajadores de la obra para que jamás pudieran volver a construir un edificio que hiciera sombra al Taj Mahal.

El Taj Mahal fue reconocido en 1983 por la UNESCO como Patrimonio Mundial de la Humanidad, y nombrado una de las Siete Maravillas del Mundo Moderno.

Viaje de novios a India Taj Majal paisaje

 

La historia de amor tras el Taj Mahal

Si bien el Taj Mahal es un edificio fascinante, no es menos fascinante la historia de amor que inspiró su construcción. En un mundo donde los matrimonios eran concertados por las familias y se basaban más en la conveniencia social que en el amor, las historia entre Shah Jahan y Mumtaz Mahal fue absolutamente inédita.

Siendo apenas un adolescente, el príncipe heredero conoció por casualidad en un bazar a una jovencísima Arjumand Banu Begum, hija del Primer Ministro de la Corte, quedando locamente enamorado de ella. Sin embargo, el protocolo le obligó a casarse con la hija del Rey de Persia. Años después, sin haber vuelto a verla ni una sola vez y aprovechando que la ley musulmana permitía la poligamia, el príncipe volvió a buscarla, conviertiéndola en su cuarta esposa y su favorita.

La boda se celebró el 20 de mayo de 1612 en Agra en una fastuosa ceremonia, y durante la misma el emperador nombró a la joven como Mumtaz Mahal, “la perla del palacio”. En 1627 el príncipe fue coronado emperador y la pareja viajó junta por todo el país durante años, en una unión sin precedentes.

Tras 19 años de amor, Mumtaz Mahal falleció subitamente poco después de dar a luz a su décimo cuarto hijo. El emperador quedó destrozado, comenzando un ayuno total que duró 8 días. Dicen las crónicas de la época que el emperador no volvió a escuchar música ni usar joyas o perfumes durante dos años. Igualmente, decretó el luto entre sus súbitos, prohibiendo las vestimentas de colores, la música y hasta las sonrisas. Meses después, cuando el emperador salió de su encierro, estaba notablemente envejecido y tanto su pelo como su barba estaban completamente blancos.

rsz_viaje_de_novios_a_india_nepal_taj_majal

Dice la leyenda que poco antes de morir Mumtaz Mahal le pidió a su amado un deseo; tener un mausoleo que no tuviera parangón con ningún otro. Y eso fue precisamente a lo que se dedicó Shah Jahan el resto de su vida, a construir el monumento más bello del mundo en honor a su fallecida esposa.

El emperador, cegado de dolor, no reparó en gastos para satisfacer la última voluntad de su esposa, provocando una ruina económica que hizo que su tercer hijo le arrebatase el trono. Shah Jahan pasó los últimos años de su vida cautivo en el Fuerte Rojo, desde donde contemplaba el Taj Mahal, lamentándose de no haber podido culminar su obra: Hacer un mausoleo para él a imagen y semejanza del de su esposa en mármol negro en la otra orilla del río Yamuna, uniendo a ambos por un puente de oro.

El poeta indio Rabindranath Tagore describió al Taj Mahal como “una lágrima en la mejilla del tiempo“. Ciertamente, el emperador cumplió su promesa ya que aún hoy en día es uno de los edificios más bonitos del mundo, en donde él mismo reposa junto a su amada, y el testimonio inmortal de una historia de amor que se seguirá recordando durante siglos.

Como seguro que después de leer este artículo estáis deseando conocer el Taj Mahal, os invitamos a ojear nuestro Viaje de Novios a India y nuestro Viaje de Novios a India y Nepal.

Y si os habéis quedado con ganas de saber más acerca de los secretos de este magnífico mausoleo, y el contexto histórico que rodeó su construcción os invitamos a ver este fantástico documental realizado por National Geographic:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *